Redes sociales – El viaje de las empresas

Gran parte de nuestra actividad diaria transcurre en las redes sociales, cada vez son más y más los profesionales y empresas que se incorporan a ellas, persiguiendo distintos objetivos: Notoriedad, empleo, relaciones comerciales, captación de talento.

En cualquier caso lo que si es un hecho, es que las redes nos están generando una forma más natural de interactuar con otros en la red. También en la cultura de las empresas, por lo las que no han comenzado, en breve emprenderán su viaje hacia este nuevo modelo. Tal y como hemos vivido en otras momentos de cambio tecnológico, este viaje se esta realizando por etapas

Etapa 1 – Presencialidad.- Las empresas consideran imprescindible estar presentes en las redes sociales, aún a pesar de no tener claros los objetivos que se persiguen y crean su cuenta o página en las principales redes (Facebook, twitter, Linkedin, etc), describiendo sus productos y servicios, organizando eventos y comenzando a publicar noticias relevantes (y no tan relevantes). Este comienzo es tímido y poco abierto, principalmente por las reticencias que genera la masificación.

Etapa 2 – Comunidad propia.- momento en que el modelo de red social se convierte incluso en la página principal de nuestra web y se decide dotarla de contenido para generar una comunidad propia, segura, exclusiva, donde poder interactuar con todas las partes implicada (clientes, empleados, proveedores, etc), es decir la red social se convierte en la verdadera extranet que toda compañía andaba buscando. En esta etapa es realmente importante dinamizar la red para generar afiliación y credibilidad.

Etapa 3.-  Canal de Venta: Una vez generada la comunidad y ganada la confianza de quienes la componen, habilitar la capacidad de realizar transacciones comerciales de forma segura, optimizar los procesos de gestión e incluso proporcionar servicios adicionales, hasta ese momento impensables para esa compañía.

Las empresas deben aprender a desligar el concepto de red social al percepciones de ocio, vacuidad o peligro y comenzar a vislumbrar, las imúltiples ventajas que un modelo de continua interacción representan para las empresas, en cuanto a ampliación de negocio, productividad, mejora en el nivel de servicio . Por tanto es el momento de establecer objetivos y ampliar nuestros horizontes a través de estos nuevos canales de comunicación y como hemos visto, de venta.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

*